CONOCER Y RECORDAR EL PASADO; PARA VIVIR Y ENTENDER EL PRESENTE; CON ILUSION Y ESPERANZA EN EL FUTURO
GENTES Y TIERRAS DEL VIEJO REINO DE LEON
COSAS DE AQUI Y COSAS MIAS

martes, 8 de enero de 2013

PUENTE PINO

En todos los tiempos los cauces fluviales del Duero y del Esla han sido un freno a las comunicaciones tanto internas como externas de la provincia de Zamora, dando lugar en algunas zonas a seculares aislamientos. Los pobladores de las distintas épocas se han enfrentado a este elemento natural con los medios del momento: en unos casos vadeando los cursos de los ríos, otras veces por medio de barcas (ejemplo de ello son las  numerosas que existieron a lo largo del cauce de estos ríos) y por ultimo con la construcción de pasos permanentes.
Río Duero encajonado en las paredes graníticas de los Arribes en la zona del Puente Pino

 El Puente de Requejo (Puente Pino) se construyo sobre el río Duero entro los municipios de Pino del Oro y Villadepera en la Provincia de Zamora; poniendo en comunicación dos comarcas aisladas: Sayago y Aliste.Anterior al puente el paso del río se hace por medio de una barca que era movida por medio de cuerdas, la ultima barca fue explotada por el Marques de Santa Colomba. A la derecha de una de las ultimas pronunciadas curvas de la carretera, antes de llegar al puente, arranca un camino (el llamado Camino de la Barca en el termino de Pino del Oro) que salvando un desnivel de 500 m. nos conduce, en primer lugar, a las ruinas de la ermita de San Esteban y finaliza a la orilla del río donde se encontraba el antiguo embarcadero que fue  cubierto por las aguas al finalizar la construcción de la Presa de Castro en 1952.
 
 Camino de la Barca que partiendo de la carretera pasa junto las ruinas de la Ermita de San Esteban y conduce a  la orilla derecha donde se encontraba el embarcadero


Importante y necesario debía ser la construcción de este puente, pues era una obra prometida por los políticos de la época, ya a mediados del s. XIX D. Práxedes Mateo Sagasta ingeniero de caminos, Jefe de Obras Publicas en Zamora y diputado a Cortes en 1854 propuso esta obra. Los primeros estudios situaron el puente aguas debajo de su actual emplazamiento.
Pero el verdadero impulsor seria D. Federico Requejo Avedillo (Zamora 19-5-1854, Alhama de Aragón (Zaragoza) 3-6-1915). Ingeniero agrónomo y catedrático de instituto que ocupo altos cargos políticos entre los últimos años del siglo XIX y primeros del XX. Fue alcalde de la ciudad de Zamora, diputado a Cortes por Villalpando, Alcañices y Bermillo de Sayago, gobernador civil de Madrid, Subsecretario de Instrucción Publica y Hacienda, Presidente del Tribunal de Cuentas, Director general de Obras Publicas (1905) y Senador del Reino. Entre las obras que impulso en  tierras  de Zamora esta: El Instituto Claudio Moyano y la restauración del Puente Piedra en la capital o este Puente de Pino
 

Alzado del proyecto presentado por el ingeniero D. José Eugenio Ribera Dutaste (Revista Obras Publicas nº 2031 de 27 de Agosto de 1914)


En 1896 se le encargo a D. José Eugenio Ribera Dutaste (1864-1936) el estudio de posibles soluciones entre las que contemplo un puente de pilas metálicas sobre mampostería y un puente colgante; finalmente en 1897 se aprueba un novedoso proyecto presentado por el joven ingeniero.
Es un esbelto y ligero puente metálico que se asienta sobre las paredes rocosas de ambos lados del Duero con un arco central parabólico  de 120 m de luz, una altura de 90 m. sobre el nivel del río, un tablero  de 190 m.  de largo, un ancho de calzada de 4,50 m. que se asienta sobre palizadas que no superan los 20 m. y se emplearon 450 Tm. de hierro;  los estribos del arco y los apoyos de las palizadas en tierra son de hormigón; en aquellos años era el mayor arco metálico de España y mejor ejemplo de puentes metálicos.
Montaje de la estructura metálica, estado de la obra en Agosto de 1913.El Salto de Castro no se ha construido y el Duero discurre por un encajonado cauce


El primer inconveniente para su contracción fue el económico, pues ninguna empresa se presenta a las subastas de adjudicación; pues el presupuesto calculado era escaso para cubrir el gasto  que suponía el  montaje en una zona de barrancos.
Finalmente es adjudicado a la empresa asturiana Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, entonces la mayor empresa  metalúrgica del país, que subcontrato los trabajos.
 

En la parte inferior izquierda el Puente visto desde los altos de Pino del Oro



Las obra comenzaron por las palizas asentadas en tierra y avanzando el montaje en voladizo auxiliado por una grúa aérea que era sustentada por castilletes levantados a ambos lados del puente. La unión de todas las partes metálicas se realiza por medio de remaches, no empleándose la soldadura por arco.
Vista del puente desde al margen izquierda (Villadepera)



Pero los trabajos no estuvieron exentos de dificultadas, cuando la estructura estaba bastante avanza, en la palizada IV, se produce una deformación que pone en peligro su estabilidad y hace paralizar las obras, abandonando la empresa subcontratada el montaje. La sociedad Duro Felguera tiene que tomar los trabajos y hasta su finalización son dirigidos por el ingeniero D. Domingo G. Regueral, dando solución al problema mediante una serie de amarres y refuerzos de las palizadas. En esta etapa de la construcción es importante el trabajo realizado por el montador D. Robustiano Fernández que formo a obreros de la zona para finalizar el cierre del arco sin más contratiempos.
 
Detalle del arco metálico y de las palizadas en la margen izquierda


El puente que en un principio se llamo de Pino, por un Real Decreto de 1913 paso a denominarse oficialmente y en justicia Puente de Requejo. Siendo inaugurado en Septiembre de 1914 por el entonces Director General de Obras Publicas D. Abilio Calderón. 
 Columnas de hierro colocadas a la entrada y salida del puente, en la parte superior placa con el nombre “Puente de Requejo”, en la parte inferior empresa constructora y año de su finalización.


Lo difícil y complejo que la construcción del Viaducto de Pino tuvo que ser en aquellos años se pone de manifiesto en la actualidad al no presentarse empresa alguna a las obras de reparación que la Junta de Castilla y León (administración de la que ahora depende el puente) tenía previsto realizar en este verano de 2011 consistentes en la reparación de vigas, drenaje, pintura, señalización y defensas. La orografía del emplazamiento y la dificultad de los trabajos han sido causa para que las empresas renuncien a realizar los trabajos.


En el nº 2031 de 27 de Agosto de 1914 y nº 2035 de 24 de Septiembre de 1914 de la Revista de Obras Publicas encontramos datos sobre el montaje, datos técnicos y una autocrítica del ingeniero que proyecto el puente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario